La actitud externa del equipo de ventas

Cuando alguien está asesorando, debe comportarse como un profesional de ventas perfecto: su trabajo debe estar bien organizado, realizar visitas y contactar al cliente de acuerdo con el procedimiento de la empresa, ser capaz de asesorar a los clientes de manera experta y, sobre todo, responder a las necesidades planteadas por los clientes de manera optima.

Comencemos por el principio. En esta sociedad en la que vivimos, la imagen es un valor importante. La primera impresión es la que prevalece y, por lo tanto, debe ser coherente no solo con lo que ofrece, sino también de acuerdo con el cliente al que está asesorando.

Del mismo modo, es necesario cuidar las presentaciones, contar con herramientas que respalden a todo el equipo de ventas y que ese equipo sepa cómo transmitir el mismo mensaje sobre la empresa a sus clientes. Siempre debemos tener en cuenta a quién se dirige, quién es el comprador. ¿Es un cliente existente o un cliente nuevo? Con un cliente existente, el énfasis podría estar en nuevas soluciones y para los nuevos clientes puede tener sentido dedicar más tiempo a descubrir sus deseos y necesidades para satisfacer sus demandas. También el nivel formativo y sociocultural del comprador definirá el discurso. Recuerde, la clave para vender es que la comunicación sea efectiva.

Otros aspectos a tener en cuenta serán la capacidad de analizar las situaciones para poder predecir cuál será la reacción de un comprador potencial a una propuesta, y si es conveniente hacerlo o no. Ofrecer la información necesaria sobre el producto, en función del problema específico de un cliente ofreciendo soluciones concretas y personalizadas para cada uno de ellos.

En conclusión: los equipos de ventas y sus líderes deben tener habilidades que faciliten la empatía y la confianza de los clientes. Deben saber cómo adaptarse a diferentes situaciones para poder personalizar las ofertas y que los clientes compren, y lo más importante de todo, estar satisfechos con la compra/inversión. El equipo de ventas debe estar altamente cualificado para que puedan desarrollar sus habilidades, adquiriendo también otras que faciliten las relaciones con los clientes.

La mentalidad interna de la empresa 4 factores a considerar cuando se busca adquirir nuevos clientes